Te encuentras en: Inicio > Municipalidad > Historia Comunal

Comuna de La Reina

La Comuna de La Reina se encuentra ubicada el Sector Oriente de la Región Metropolitana, en la precordillera, y se desarrolla en terrenos con pendientes crecientes hacia la zona alta.
La Reina inicia su poblamiento de poniente a oriente, a través de los ejes de penetración hacia la cordillera, formado por las vías de acceso a las parcelas que allí existían.
Este origen semirural ha permanecido hasta ahora, dándole un carácter urbano con una identidad propia, que sus habitantes no desean transformar.

Alcaldes

Sr. José Manuel Palacios Parra (2016 – 2020)
Sr. Raúl Donckaster Fernández (2012 – 2016)
Sr. Luis Montt Dubournais (2008 – 2012)
 Sr. Luis Montt Dubournais (2004 – 2008) 
Sr. Fernando Castillo Velasco (2000 – 2004) 
Sr. Fernando Castillo Velasco (1996 – 2000) 
Sra. Maria Olivia Gazmuri Schleyer (1994 – 1996) 
Sra. Sandra Papic Dominguez  (1993 – 1994) 
Sr. Fernando Castillo Velasco (1992 – 1993)

Reseña Histórica

Cuando don Pedro de Valdivia acampó en el Valle del Mapocho, envió a algunos de sus soldados, a los cuatro puntos cardinales, para reconocer el territorio.

La zona que recorrieron abarcó desde un sector al norte del río Mapocho hasta los Llanos del Maipo y, por el oriente, llegaron hasta los faldeos cordilleranos. A este último sector se le denominaba Ñuñohue (lugar del ñuño); luego con el paso de los años adquirió el nombre de “el pago de Ñuñoa”.

En este lugar existían varios poblados indígenas, entre los que destacan los de: Vitacura (ubicado en el Cerro San Luis); Apoquindo (ex Recoleta Domínica); Ñuñohue (cerca de la actual Plaza Ñuñoa) y Macul, ubicado un poco más al sur de este último.

Con posterioridad a la fundación de la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, al poniente del Cerro Huelén, hoy llamado Santa Lucía, Valdivia dividió las tierras en “chácaras” (chacras).

En el sector de Tobalahue, gran parte del territorio que hoy constituye la Comuna de La Reina, tuvieron propiedades en el siglo XVI, destacados hombres de la época, como don Jerónimo de Alderete, don Juan Fernández de Alderete, don Juan Gómez y don Alfonso López de Larraigada, quienes dedicaron sus tierras a diversos cultivos, destacando los viñedos y los árboles frutales en general.

La Quintrala

Uno de los soldados que llegó con don Pedro de Valdivia, Bartolomé Blumen –cuyo apellido traducido del alemán es Flores-, compró parte de la chacra de Tobalaba a los Alderete.
Su hija Agueda heredó todos estos territorios, incrementándolos gracias a su matrimonio con don Pedro Lisperguer, quien las había adquirido a los sucesores de Jerónimo de Alderete.
Agueda Flores de Lisperguer era la propietaria principal del sector en 1603. Al fallecer dejó su herencia a su nieto Nicolás Lisperguer, quien a su vez la cedió a su prima Catalina de los Ríos, más conocida como ” La Quintrala”.

La historia respecto a la misteriosa vida de “La Quintrala”, supone casos en que practicaba hechicería, y que en sus tierras existían misteriosos túneles que se conectaban hacia el actual sector de Las Condes.
Estas tierras abarcaban La Reina y parte de Ñuñoa, ya que al parecer, las casas patronales estaban en la zona denominada “Siete Canchas”, en Ñuñoa.

Origen del nombre La Reina

En 1723, Santiago de Larraín y Vicuña, connotado político de la época, que había llegado a ser Gobernador y Presidente de la Capitanía General de Quito, recibió de su hija, la religiosa María Josefa, el fundo que con el tiempo pasaría a denominarse “La Reina” y que correspondía a parte de los territorios de la antigua chacra de Tobalaba.
La propiedad de estos terrenos, estuvo en manos de la Familia Larraín por largos años, a través de los siglos XVIII y XIX. Así, del “Fundo Larraín” se deriva el nombre actual de la Comuna.

Historia legal de la Comuna

Hasta 1891, su territorio estaba bajo la jurisdicción de la Ilustre Municipalidad de Santiago, pero en diciembre del mismo año, siendo Presidente de la República don Jorge Montt, pasó a formar parte de la Comuna de Ñuñoa. 
En 1963, por medio de la Ley N° 15.169, se crea la actual Comuna de La Reina, la que empieza su vida legal el 1 de julio del mismo año. El primer Alcalde en el Municipio, fue el médico don Oscar Castro Vergara.

La Municipalidad de La Reina está encabezada por José Manuel Palacios Parra, en el periodo 2016 – 2020.

Himno

Límites Comunales

Su delimitación territorial es la siguiente:

  • Norte: Avenida Francisco Bilbao, desde el Canal San Carlos hasta el Canal Las Perdices, desde Avenida Francisco Bilbao hasta Calle Valenzuela Puelma, desde el Canal Las Perdices hasta su intersección con las Calles Onofre Jarpa y Alvaro Casanova.

  • Sur: La Calle Talinay y su prolongación en línea recta, desde el Canal de Las Perdices, hasta la Línea de Altas Cumbres; Canal Las Perdices desde Calle Talinay hasta Avenida José Arrieta; y Avenida José Arrieta, desde el Canal Las Perdices hasta Avenida Egaña.

  • Este: La Línea de Cumbres que limita por el norte la hoya de la Quebrada de Ramón, desde la intersección de las calles Valenzuela Puelma, Onofre Jarpa y Alvaro Casanova, hasta la prolongación en línea recta de la Calle Talinay.

  • Oeste: Avenidas Egaña y Ossa, desde Avenida José Arrieta hasta el Canal San Carlos y Canal San Carlos entre Avenida Ossa y Avenida Francisco Bilbao

Geografía

El territorio de la Comuna (23,4 kilómetros cuadrados) se encuentra ubicado sobre terrenos con pendientes crecientes hacia la zona alta, desde 608 mts. sobre el nivel del mar en su extremo más bajo, y 2000 mts. aproximados en su entorno más alto.
La superficie comunal es cruzada por los Canales San Carlos, De Ramón, Las Perdices y El Bollo, constituyendo elementos de riego, recepción y transporte de aguas lluvias.

Clima

El clima, es el correspondiente a la ciudad de Santiago. Es templado mediterráneo, con una estación lluviosa en invierno y un verano seco y prolongado.
Las precipitaciones varían entre los 200 y 479 mm. de aguas anuales.
La temperatura media promedio alcanza a los 14,4° C.
Por su ubicación dentro de la ciudad de Santiago y a la cercanía de la Cordillera de Los Andes, la Comuna de La Reina es beneficiada respecto de la polución atmosférica.

Población

Año 1992 = 92.410 habitantes y 22.589 viviendas. 
Año 2002 = 96.762 habitantes* y 22.589 viviendas. 

 * De la cifra de 96.762 habitantes que tiene actualmente la Comuna, 44.293 son hombres y 52.469 son mujeres.

Escudo

El 21 de marzo del año 1988, el Municipio adopta su Escudo de Armas, mediante el Decreto Alcaldicio N° 193, donde se establece:

1. Establécese como Escudo de Armas de la Municipalidad y Comuna de La Reina el siguiente:

Descripción Heráldica: En campo de plata, dos águilas exployadas de sable. Bordadura de azur y ocho veneras de oro. 
Timbre: corona mural de cuatro torres.

Para la composición de este Escudo Municipal, se han contemplado las leyes de la Heráldica , componiéndolo además, sobre la base de antecedentes históricos y territoriales.

La forma del Escudo es la española, ya usada en los otorgados a ciudades del Reino de Chile y posteriormente adoptados en la Época Republicana.
El campo de plata y las dos águilas negras corresponden al Escudo de la Familia Larraín, propietaria de la Hacienda de Tobalaba, que incluía dentro de ella lo que es ahora la Comuna de La Reina , derivándose este nombre en forma corrompida del de la familia citada.

La bordadura del Escudo, es la misma de las Armas de la Ciudad de Santiago, de cuya jurisdicción dimana la Comuna de La Reina.

El Escudo de la capital chilena fue otorgado por el Emperador Carlos V por Real Cédula de 5 de abril de 1552. Se conserva en la bordadura el esmalte azul y las veneras representativas del Apóstol Santiago, patrono de la ciudad.

El timbre corresponde al Escudo de la Corona Mural de Oro, privativa de las ciudades, emblema internacionalmente aceptado desde hace siglos, que recuerda los recintos defensivos de las antiguas poblaciones de importancia. 

2. El Escudo de Armas individualizado será el distintivo de la Municipalidad y Comuna de La Reina , y será usado como tal en todos los actos y documentación oficial de la Municipalidad.